GARCIDEN, más GARCIDEN que nunca

portada-garciden

La apuesta por la mejora continuada en todos los procesos y el garantizar la seguridad alimentaria son dos de los pilares fundamentales sobre los que se sustentan las diferentes líneas de negocio de GARCIDEN.

Los ataques y críticas recibidas hace aproximadamente un año y medio, plantearon un punto de inflexión, diferenciando claramente un antes y un después en la capacidad de negocio de GARCIDEN. Esto supuso un impulso a la comercialización global del resto de productos, incrementando la cifra de negocio general en torno al 20% con respecto al año anterior. Esta mejora fue posible gracias al compromiso unánime del equipo y a la estrategia de diversificación de productos y marcas definido en el nuevo plan empresarial de la compañía.

En todo momento la Dirección, consciente de la envergadura de la situación en la que la empresa se vio envuelta, y sabiendo que la crisis sobre uno de los productos de una de sus líneas de comercialización podía afectar al resto de marcas, tomó la decisión de aplicar de manera transversal mejoras contundentes y poner en marcha un plan de innovaciones englobando todos y cada uno de los procesos del negocio GARCIDEN.

Algunas de las innovaciones más destacadas que se han puesto en marcha son:

  • Mejora del equipo técnico en laboratorio.
  • Mejora del control sobre proveedores.
  • Análisis y selección exhaustiva de proveedores.
  • Mejora tecnológica en los procesos de trazabilidad.
  • Análisis de bioluminiscencia.
  • Análisis y control en todas las etapas que componen la cadena de frío.
  • Protocolización con instrucciones técnicas de las distintas líneas de producción.
  • Formación continuada de personal.
  • Mejora en el plan de muestreo – analíticas -, aplicando mejoras en los criterios técnicos.
  • En proceso de consecución de la IFS Food e IFS Logistic para 2019.

Los resultados de estas acciones han supuesto una mejora cualitativa que promueve la apuesta de GARCIDEN por la revalorización directa de cada una de sus líneas de negocio y donde cada una de ellas presenta su propia marca. Dichas marcas están compuestas y gestionadas por personal altamente cualificado y cuyo compromiso representa los valores de GARCIDEN. Equipos de profesionales que velan por el cumplimiento de todos los controles de calidad autoimpuestos y que marcarán el devenir de la compañía.

Hoy podemos decir con más orgullo que nunca, que el presente y futuro de GARCIDEN está estrechamente ligado a la CALIDAD, a la SOSTENIBILIDAD, al MEDIOAMBIENTE y a las PERSONAS.